Bienvenidos a una nueva versión del sitio.

Esta imagen muestra El Cerro del Águila, Cristo de Carácuaro, Arcelia, Sn. Miguel Totolapan y peculiaridades regionales como gastronomía, flora y fauna.

San José Poliutla, Guerrero en fotografías.

Ven y conoce Poliutla, un lugar con historia y tradición, no olvides visitar la iglesia y sus bellos retablos.

Compositor y violinista Ángel Tavira.

La tierra donde hay gente de mucho corazón, fragmento de la canción Zirándaro, aquí se observa el río Balsas y la música tradicional.

Esto es Tierra Caliente Guerrero.

El cuinique y la iguana animales bien arraigados en nuestra región, las tortillas y el famoso pan de Tlapehuala, la imponente figura de Fray Juan Bautista Moya, la parroquia de Poliutla y la de San Miguel Totolapan.

Tierra Caliente Guerrero, Michoacán y Edo. de México

¿Cuál es la mejor manera de identificar a un calentano? Por el simbólico y auténtico sombrero de palma, claro, de la mera cuna de éste: Tlapehuala, Guerrero. Representando también a la impresionante producción de mango en Ajuchitlán del Progreso.

martes, 29 de septiembre de 2009

“Burros” se basa en hechos reales, afirma Odín Salazar.

-La historia comienza cuando asesinan en Tlalchapa al padre de Lautaro, un niño de 10 años, por lo que es enviado por su madre a Ajuchitlán del Progreso.
-Parte importante de la película será retratar el modo de vida de los años 40-60 de la Tierra Caliente.

BURROS

La historia "Burros", se basa en la vieja familia calentana de los años cuarentas. Aquí la familia del director tlalchapense, Odín Salazar.


JESÚS PINTOR ALEGRE
CIUDAD ALTAMIRANO, GRO. La cinta “Burros” cuenta la historia de Lautaro, encarnado por el tlalchapense Abimael Orozco, un niño de 10 años que ha quedado huérfano en un pueblo de la Tierra Caliente en los años cuarenta, empieza la sinopsis de la cinta financiada por el Instituto Nacional de Cinematografía (Imcine) a rodarse en noviembre, aunque inicialmente se había programado en octubre.
Su padre ha sido asesinado y ante el temor de que a él le pase lo mismo, su madre lo manda a vivir con una tía a un pueblo que está a 30 kilómetros del suyo, a orillas del río Balsas. Y se refiere más exactamente a Ajuchitlán del Progreso.
Sin embargo, después de un tiempo, Lautaro empieza a extrañar a su familia. Además, su tío, un profesor que practica el espiritismo, no lo trata muy bien y un buen día Lautaro decide regresarse caminando a su casa, especifica en su resumen el director Odín Salazar, también calentano pero con estudios en cinematografía en la Ciudad de México.

Espíritus de la imaginación


En el camino de regreso, Lautaro se queda un tiempo en otro poblado, con una familia amiga de la suya que lo recibe y hospeda. Ahí, convive con dos niñas y otros personajes que hacen que comience a digerir el recuerdo de la muerte de su padre y retomarle gusto a la vida.
Además, Lautaro comienza a ver espíritus... no le causan miedo pues cree que son producto de su imaginación y no le da mucha importancia.
Pero cuando Lautaro está a punto de integrarse a esta nueva familia, se da cuenta de que ya tiene una, y vuelve a escaparse para volver a su casa. Esta vez no será tan fácil, a mediodía de camino Lautaro se descubre perdido… y solo.
Asustado, decide volver sobre sus pasos. Pero, en el último momento, descubre a un hombre caminando con un burro, a lo lejos. Lautaro lo alcanza y junto a él camina todo el día, hasta que reconoce la entrada a su pueblo. Lautaro se despide y sale corriendo a su casa. Entonces, el hombre se descubre: es el espíritu del padre de Lautaro.
De regreso a casa, Lautaro encuentra que las cosas han cambiado. Su madre ya está con otro hombre y no van bien de dinero. Pero está con sus hermanos, y con ellos comparte los recuerdos y la esperanza de que, algún día, las cosas mejoren.

Hechos reales


“Burros” está basado en hechos reales que ocurrieron en la región conocida como la Tierra Caliente en el Estado de Guerrero, explica como para convencer el director, “como la intención es recrear el viaje de Lautaro, que originalmente salió de Tlalchapa hasta llegar a Ajuchitlán del Progreso, pasando por San Cristóbal, la filmación se hará en esta zona, tomando como base de operaciones Ciudad Altamirano.
“De ahí el equipo se trasladará por carretera a las locaciones antes mencionadas”, cuatro municipios calentanos cuando menos.
El reparto lo componen niños esencialmente, “y como no podía ser de otra forma, se está trabajando con guaches no profesionales de la región. Hasta el momento se tiene un 60 por ciento del talento infantil identificado y se está trabajando con ellos en un taller de actuación”.
Para los personajes adultos, se contará con actores profesionales de reconocida trayectoria y para los extras y secundarios, se buscará también emplear a gente real calentana, redondeó. La idea es capturar la realidad calentana de los años viejos.

Arte y vestuario

Aunque la película se desarrolla en un tiempo pasado (que puede ser desde los años cuarenta hasta principios de los sesenta, jamás se hace alusión directa a un tiempo específico.

Sin embargo, diversos aspectos nos ubican en una época en la que el medio principal de transporte todavía era el caballo… y el burro, precisamente el símbolo de la película; la iluminación nocturna la procuraban los aparatos o quinqués y las diferencias se arreglaban a balazos.
El vestuario de la gente será principalmente hecho a base de manta así como sombreros de Tlapehuala, huaraches de cuero y se les verá a las mujeres sacar agua del pozo o del río. Las casas eran de adobe, con techo de teja y los caminos de terracería.
Parte importante de la película será retratar este modo de vida.

Biofilmografía


La productora de la cinta, Elsa Reyes, es egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en donde estudió Lengua y Literatura Hispánicas.
Durante varios años trabajó en la industria editorial y a partir del 2001 empezó a involucrarse en la producción de cine y publicidad. Desde entonces, ha realizado la producción ejecutiva de varios cortometrajes, dos largometrajes y un sinfín de comerciales para diversas casas productoras con directores tanto mexicanos como extranjeros, gracias a que habla fluidamente inglés y francés.
En mayo del 2007 fue invitada a participar en el Producers Network a través del seminario de producción Produire au Sud, en el marco del festival de Cannes.
Cuenta en su trayectoria con varios largometrajes: en 2009, “Adiós Mundo Cruel”, de Jack Zagha Kababie, en el área de producción; “Caja Negra”, de Ariel Gordon; en 2008 “Cárcel de Carne”, de Roque Azcuaga; en 2007, “La Sangre Iluminada”, de Iván Ávila, también “Nesio” de Alan Coton y en 2003, “Adán y Eva” (Todavía), de Iván Ávila.
Por su parte, el director de la cinta, Odín Salazar, estudió cine en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, especializándose en Dirección.
Desde 2001 se ha venido desempeñando como asistente de Dirección en distintos proyectos para cine, documental y televisión. En 2007 ganó el Apoyo directo para escritura de Guión de Imcine, y en 2008 ganó el apoyo de producción de Foprocine.
Como director acaba de terminar la serie infantil “Woki Tokis” para Canal Once. Actualmente prepara su Ópera Prima titulada “Burros”.
Sus largometrajes: en 2008, “Norteado”, de Rigoberto Perezcano; en 2007, “La Sangre Iluminada”, de Iván Ávila; en 2006, “La última mirada”, de Patricia Arriaga; Sexo, Amor y otras Perversiones, con varios directores; en 2004 “El mago”, de Jaime Aparicio, y 2003, “Adán y Eva” (Todavía), de Iván Ávila.

FUENTE:   


jueves, 24 de septiembre de 2009

Realizan en Huetamo concurso de quesos.

-Primero y segundo lugar son ganados por Ciro Santos García y Homero Ramírez Arreola, ambos del rancho de Uruetaro

-FAO, Sagarpa y Ayuntamiento de Huetamo, los organismos convocantes

quesos Concurso de queso seco organizado con Éxito en Huetamo.

ÁNGEL RAMÍREZ ORTUÑO
HUETAMO, MICH. Un inusual concurso municipal de queso seco se realizó en Huetamo la mañana del miércoles, justo en la sede de la Casa de la Cultura, hasta donde arribaron 16 participantes productores de queso seco con el fin de ganar atractivos premios en efectivo, todo ello dentro del marco de la elaboración de quesos, una vieja tradición de los lecheros de Huetamo especialistas en el ramo.
Por tal razón, antes del mediodía, Marco Antonio Villa García, en representación del alcalde Roberto García Sierra, daba la bienvenida a la representación de la Food Organization Agricultural (FAO), encabezada por Guillermo Revuelta, y a Carlos Islas, representante de la Sagarpa Huetamo.
De la misma forma, también estaban presentes los representantes del Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA), Salvador Molina Sevillano, facilitador, y Jesús Abarca Sánchez, coordinador, y la bióloga Casandra Ruiz, y como jurado calificador, los gastrónomos locales, Enrique Echenique, Hilda Pineda y Yoly de la Torre.
De esa forma, mientras se mostraba  una máquina diseñada por el huetamense Rubén Rocha, egresado del Tecnológico de Huetamo, y asimismo, la señora María Ponce explicaba los secretos de su receta de tiempos de la Colonia, los jueces probaban las delicias de los quesos participantes, para dar al final un veredicto inapelable que dio como ganador absoluto del concurso a Ciro Santos García, del rancho de Uruetaro.
Asimismo, a juicio de los jueces, el segundo lugar correspondió a Homero Ramírez Arreola, de la misma comunidad, mientras que el tercer sitio correspondió a Alfredo Valencia Valencia, quien con un queso elaborado en Apatzingán logró convencer al jurado de la buena calidad de ese producto, orgullo de la ganadería de la Tierra Caliente, al fin reconocida.
Al final, Villa García, a nombre del Ayuntamiento felicitó a los organizadores del evento, y se comprometió en apoyar a los ganadores del concurso de Huetamo con transporte para que asistan a la gran final de Morelia, mientras tanto, el queso presentado se repartía en generosas cantidades con tortillas calientitas y uno que otro trago de mezcal.
Como colofón del evento, resultó interesante saber que entre los ganadores, en especial el tercer lugar que correspondió a Valencia Valencia, al conocerse la delicia de su sabroso queso, éste tuvo que confesar que su queso  se había elaborado en Apatzingán, sin embargo, ninguna regla le impedía participar, por lo que asimismo pudo haber acudido el queso de Arcelia, Tlapehuala o Zirándaro.

martes, 22 de septiembre de 2009

Consejo de la crónica evoca al cura Morelos.

-Bosqueja Guadalupe Martínez perfil del Siervo de la Nación, en especial sobre sus pasos por Tierra Caliente desde joven.
-Fustiga Sergio Benítez a historiadores nacionales por no darle su verdadero crédito histórico a Huetamo.

cura morelos
El consejo municipal de la crónica de Huetamo disertó sobre la vida de Morelos.

ÁNGEL RAMÍREZ ORTUÑO
HUETAMO, MICH. En punto de las cinco de la tarde del lunes ya estaba listo el Consejo de la Crónica Municipal de Huetamo, con el fin de realizar su tercer trabajo oficial desde su nacimiento el pasado 24 de junio, fecha en que el alcalde Roberto García Sierra y el cuerpo de regidores les daba su anuencia y en solemne ceremonia entregaban a sus miembros sendos diplomas acreditadores de ese simbólico cargo cultural.
A la hora citada, desde el Ayuntamiento acudió Marco Antonio Villa García en representación del alcalde Roberto García Sierra, y con él estuvo una considerable cantidad de gente que atenta esperó conocer el contenido que los noveles cronistas municipales tenían en su cartuchera, y la presencia de niños enriqueció más el evento cultural incrustado dentro del Bando Solemne de las Fiestas Patrias.

Consumado arriero por Tierra Caliente
De esa forma, la compañera historiadora María de Jesús Salas Durán, en su calidad de maestra de ceremonias presentó a su homóloga María Guadalupe Martínez, quien en breve participación bosquejó un perfil singular del Siervo de la Nación, en especial sobre los pasos que éste diera por Tierra Caliente desde su calidad de joven y consumado arriero, como cura y al final como guerrero de la Independencia.


Una argolla donde amarrara su caballo
Acto seguido, correspondió el turno a este servidor, quien dio a conocer el avance del trabajo sobre la historia de una argolla donde amarrara en 1810 Morelos su caballo, y enseguida se presentó el texto escrito por el zirandarense  Salvador Pineda el día 30 de septiembre de 1949, y a nueve días de que tal escrito cumpla los 60 años de haber sido publicado en el periódico Excélsior, con el título de “Morelos a Caballo”. 
Entre otras cosas, Salvador Pineda dice en su trabajo: “Con sus plantas de arriero Morelos midió toda la topografía de la realidad, pero como héroe, tuvo el talento suficiente para correr tras el ideal y manejar con las manos verdades intransferibles. Era indudablemente una acción a caballo, y fue por eso el verdadero jinete de la Independencia; sus heroicas hazañas reconstituyen el galope redentor a lo largo del territorio patrio”.

Mejor Nocupétaro y no Huetamo
Correspondió el turno a Sergio Benítez Rojas, presidente del Consejo de la Crónica Municipal, y con la espada desenvainada fustigó a los historiadores de México por no haberle dado hasta este día el verdadero valor histórico al pueblo de  Huetamo, presente en cada uno de los movimientos militares más trascendentes de la historia patria, y que ahora, esa será tarea fundamental de los cronistas recién nombrados.
¡Como es posible!, recalcó Benítez, que Nocupétaro, con tan sólo 16 soldados indígenas que acompañaron a Morelos rumbo a Huetamo, tenga todos los reconocimientos, incluso una avenida en la ciudad de Morelia, mientras que Huetamo, que le proporcionó 294 hombres de a pie y cincuenta de a caballo, sea ignorado, y eso, repitió el combativo cronista, sencillamente no es justo.
En su turno, el cronista José María Pineda Gómez, con gran sentimiento dejó entrever que en tiempos actuales como que se está perdiendo el interés por los héroes nacionales, quizá en base a la ausencia de la desaparición de los libros de civismo, y recordó que Huetamo, fue para Morelos una catapulta que lo recibió con los brazos abiertos, lo equipó de armamento y le dio a sus hijos que lo siguieron a la lucha.
En tiempo de las exposiciones fue breve, sin embargo, el público presente solicitó se realizara una sesión de preguntas y respuestas, y de inmediato se tocó el tema de que si en realidad habían sido excomulgados Hidalgo y Morelos, dado que recientemente la iglesia católico señaló que eso nunca se realizó, pero salía a flote el nombre del obispo Abad y Queipo, y con él sus trapacerías de aquellos tiempos.

Dijo Morelos dónde enterró un tesoro
Una persona del público, la maestra Georgina Cuevas, de manera insólita dio a conocer que entre las propiedades de su abuelo, el hispano don Martín Cuevas, se encontraba un documento firmado por Morelos que daba a conocer el sitio donde el Cura de Carácuaro escondiera un tesoro en barras de oro entre las comunidades de Guacamayas y San Miguel Canario, documento que por desgracia hoy está desaparecido.
Al final, Villa García agradeció a nombre de las autoridades el trabajo desarrollado por los cronistas locales y exhortó al Consejo a seguir trabajando por ese rumbo, en virtud de que coincidía con Benítez de que tiempo era ya de darle su justo valor histórico a este pueblo con cuatro siglos y medio de historia.


FUENTE:

martes, 8 de septiembre de 2009

Fotos de la ruta Arcelia-Altamirano.

Un día en la ruta Arcelia-Altamirano desde las versátiles “combis”
Haciendo escala en Tlapehuala, Guerrero

 
Tlapehuala, Guerrero

La señora del pan y las roscas.

 
Posted by Picasa

Sigueme en Google+

Ubicación Geográfica de Tierra Caliente

Se ubica al noroeste del estado, colindando al norte con el estado de Michoacán y el estado de México, al noreste con el estado de Estado de México y la región Norte, Al noreste con el estado de Michoacán, al oeste con la región de la Costa Grande, al este con la región Norte y Centro y al sur con la región de la Costa Grande.

Es conocida como "la región regia" del Estado de Guerrero, debido a que la mayor parte de sus habitantes poseen rasgos de tipo europeo, abundantes en piel blanca y ojos claros. La mujeres "calentanas" son consideradas por muchos, como las más bellas del sur de México.

Wikipedia